Compresas reutilizables, ecológicas y baratas ¿Es posible?

Las compresas reutilizables de tela son la mejor alternativa ecológica a las compresas desechables. Son muy fáciles de utilizar, mucho más cómodas al tacto,  y ayudan a mantener a raya alergias, irritaciones e infecciones. Además ahorrarás mucho dinero a lo largo del año

 

Pero lo mejor de todo es que generas residuo cero y contribuyes a la reducción del impacto ambiental negativo. Te explicamos porqué y todo lo que necesitas saber sobre las compresas reutilizables

 

Aquí os dejamos los mejores packs de compresas de tela  (Más vendidos y Mejor valorados):

¿Cómo utilizo las compresas reutilizables?

Es muy fácil. Las compresas reutilizables tienen las llamadas «alas»  y clips que permiten que se sujeten a la ropa interior y queden fijas y estables ante el movimiento.

 

De la misma forma en la que se utiliza una compresa convencional, hay que colocar la capa impermeable sobre la ropa interior, plegar las  alas y cerrar los clips alrededor. ¡Eso es todo!

 

Por si tienes más dudas, te dejamos un video más en detalle sobre como colocar las compresas de tela:

 

 

¿Porqué usar compresas de tela?

 

Las compresas desechables están fabricadas con un 90% de plástico, y cada año se desechan unos cien mil millones de productos de higiene menstrual en todo el mundo. ¿Te imaginas la cantidad de residuo que generan las compresas desechables?
Los salvaslips reutilizables son la gran alternativa a las compresas desechables a las que estamos acostumbrados.
El impacto ambiental negativo se reduce. Se calcula que una mujer puede usar entre 8.000 y 17.000 tampones a lo largo de su vida, y cada año se desechan unos cien mil millones de productos para el cuidado de la menstruación en todo el mundo, y esto sin contar los sangrados post parto o compresas para pérdidas de orina.
Dado que una compresa de tela tiene una vida útil media de 5 años el número de estos productos se reduce enormemente, además todas las compresas de tela son reciclables y reutilizables, mientras que las compresas desechables de plástico pueden permanecer hasta 600 años en el medio ambiente.
Son mucho más cómodas. Muchas mujeres qué utilizan compresas desechables tienen la sensación de estar llevando un pañal. Sin embargo, con las compresas de tela puesto que son más flexibles y transpirables, se sienten como parte de la ropa interior.
Evitas alergias: las compresas desechables pueden causar alergias a algunas mujeres, sobre todo rozaduras. Dado al carácter textil de las compresas lavables es muy raro que se produzcan alergias.
Ahorro en el bolsillo: las compresas de tela son más caras que las compresas desechables, pero a lo largo del año te darás cuenta que puedes llegar a ahorrar hasta un 50% del dinero invertido en compresas desechables. ¡Saca la calculadora!

¿Cómo limpiar las compresas de Tela?

 

Antes de nada y según compres tus compresas reutilizables, debes lavarlas previamente a su uso

 

Por norma general y a no ser que lo ponga en las instrucciones, puedes limpiar las compresas de tela a mano o en la lavadora.

 

Lavar con agua fría. Puede sonar un poco fuerte pero el calor fija el hierro de la sangre en el tejido produciendo manchas. Si vas a lavar las compresas reutilizables en la lavadora, usa un programa no superior a 40º (el mejor es el lavado en frío o a 30º).

 

No se recomienda usar suavizante, ya que éste impermeabiliza los tejidos ya que este puede impermeabilizar los tejidos y por lo tanto no va a absorber bien.

 

No mejor no usar lejía ya que es demasiado agresivo y puede deteriorar. Tampoco se recomienda usar la secadora por el mismo motivo que la lejía. Intenta secar tus compresas de tela al aire y mejor si es al sol o donde haya luz natural, así, también ahorrarás energía.

 

A la hora de desacoplar las compresas de tela utilizadas de la ropa interior, metelas en una bolsita impermeable de tela y almacénalas hasta que llegues a casa y puedas lavarlas. Generalmente, las compresas reutilizables traen bolsitas de almacenamiento cuando las compras 🙂

Las ventajas de las compresas de tela reutilizables

Os dejamos un resumen de los beneficios de usar compresas de tela para tu ropa interior durante la menstruación:

 

  • Son reutilizables durante muy largo de tiempo. Además son ecológicas y sostenibles.

 

 

  • Suelen estar  hechas de materiales naturales respetuosos con tu cuerpo y el medio ambiente. Son muy suaves y agradables con tu piel.

 

  • Se absorben tan rápido que no notas que estás mojada en ningún momento.

 

  • Evitan alergias, roces y otras incomodidades que las compresas convencionales provocan.

 

  • Se lavan muy fácilmente con agua fría a mano y en la lavadora. Se secan al aire estupendamente y vuelven a su estado original.

 

  • Son bonitas con estampados preciosos o colores blancos neutros si las prefieres así.

 

  • Las hay de diferentes tamaños que se acoplan a tu cantidad de flujo menstrual.

 

  • El ahorro al lo largo del tiempo es enorme para nuestros bolsillos.

 

  • Se guardan y transportan de maravilla. Muchos packs vienen con bolsitos neceser para que puedas llevarlas en el bolso.

 

  • También puedes usarlas en el post parto, para pérdidas de orina e incontinencia.

Algunas de las desventajas de las compresas ecológicas son que implican más trabajo a la hora de su utilización puesto que requieren de una limpieza posterior a su uso.

¿Cómo elegir la talla de las compresas de tela?

 

Por norma general las compresas de tela suelen tener 3 tamaños:  pequeño, mediano y grande. Pero el tamaño es algo que depende más de tu comodidad y del grado de absorción de tu compresa.

 

Si tenéis dudas sobre la talla, os recomendamos probar con el tamaño mediano a la hora de comparar.

 

Ten en cuenta el tipo de ropa interior que sueles usar a la hora de elegir el largo de tu compresa ecológica.